Un total de 2.656 militares, 68 aeronaves entre aviones y helicópteros y 115 vehículos participaron en el desfile frente a los más de 4.000 de 2019, último año que se celebró tras el paréntesis de 2020, en el que se optó por una pequeña parada militar con poco más de medio millar de efectivos en la plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid.

Madrid.- España recuperó este martes los actos tradicionales con los que celebra su Fiesta Nacional cada 12 de octubre, después de que el año pasado fueran cancelados por la pandemia del coronavirus, en especial el desfile militar presidido por los reyes al que asisten los miembros del Gobierno, responsables regionales y otras autoridades.

También regresó este año al centro de la capital española el público, cientos de ciudadanos que se acercaron al Paseo de la Castellana, la arteria principal de Madrid, para presenciar el desfile.

Nada más empezar el día, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, hizo en Twitter una llamada a reivindicar a España como un país "acogedor, abierto" y "diverso", y a celebrar el "multilateralismo" y la "solidaridad".

"Este 12 de octubre reivindiquemos lo que nos une, lo que nos engrandece como sociedad, lo que hace de España un país acogedor, abierto, diverso. Celebremos nuestro compromiso, la solidaridad, la cooperación, el multilateralismo. Celebremos lo que somos", escribió Sánchez en la red social.

El jefe del Ejecutivo español fue abucheado por una parte del público a su llegada al desfile, mientras que otros jaleaban la presencia del rey Felipe VI, que llegó acompañado por la reina Letizia y por su hija menor, la infanta Sofía, mientras que Leonor, la heredera al trono, no asistió por encontrarse estudiando en Gales.

En la tribuna de autoridades estuvieron casi todos lo ministros; el líder de la oposición, Pablo Casado, del conservador Partido Popular (PP); el de la formación de ultraderecha Vox, Santiago Abascal, y representantes de las altas instituciones del Estado.

Entre las ausencias, las habituales de los presidentes regionales de Cataluña y País Vasco, que nunca acuden a este acto.

El sol y una temperatura casi veraniega acompañaron la celebración de este día, en el que bajo el lema "Servicio y compromiso", se quiso recordar el trabajo de las Fuerzas Armadas españolas durante la pandemia, en catástrofes naturales como la borrasca Filomena, que en enero pasado llenó de nieve España, en la erupción del volcán de la isla canaria de La Palma o en la evacuación de ciudadanos afganos.

Un total de 2.656 militares, 68 aeronaves entre aviones y helicópteros y 115 vehículos participaron en el desfile frente a los más de 4.000 de 2019, último año que se celebró tras el paréntesis de 2020, en el que se optó por una pequeña parada militar con poco más de medio millar de efectivos en la plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid.

La Fiesta Nacional de España se conoce también como Día de la Hispanidad, ya que coincide con la llegada al continente americano de Cristóbal Colón el 12 de octubre de 1492, una fecha que a lo largo de la historia ha sido polémica y siempre motivo de ruido político a uno y otro lado del océano Atlántico.