“El mejor regalo de boda es... la vida acercándote al testimonio más lindo del amor”.

Redacción.- ¡Una historia de amor con un trágico final!, apenas horas antes del asesinato del fiscal paraguayo, Marcelo Pecci, en una isla próxima a la ciudad colombiana de Cartagena de Indias, su esposa, la periodista Claudia Aguilera, había anunciado a través de una fotografía en su cuenta de instagram que estaban en espera de un bebé.

“El mejor regalo de boda es... la vida acercándote al testimonio más lindo del amor”, decía la descripción junto a una foto de Aguilera y Pecci donde aparecía unos zapatos de bebé.

La pareja se encontraba celebrando su unión matrimonial en Cartagena, Colombia, y en su cuenta de Instagram, la reconocida periodista había compartido los momentos retratados junto a su esposo, desde paseos por la Ciudad Amurallada hasta fotografías del paisaje. Sin saber que ese cuento de hadas que estaban viviendo terminaría en tragedia.

El fiscal paraguayo Marcelo Pecci, quien investigaba el crimen organizado y las redes de narcotráfico en su país fue acribillado a manos de sicarios que iban en motos acuáticas, según versiones preliminares dadas por el hotel donde se hospedaba.

Pecci habría sido víctima de un “atentado”, indicaron en sendos comunicados la Corte Suprema de Justicia de Paraguay y la canciller y vicepresidenta colombiana Marta Lucía Ramírez.