ha asegurado que es una de las personas que más dinero ha pagado en impuestos en el país y que las acusaciones por su aparición en los Papeles de Pandora no tienen sustento.

QUITO.- María de Lourdes Alcívar y Santiago Lasso, esposa e hijo del presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, declinaron este martes acudir a una comisión parlamentaria que investiga el caso de los papeles de Pandora, en el que está envuelto el mandatario, y designaron a un abogado para que les represente.

En una carta dirigida al presidente de la Comisión de Garantías Constitucionales de la Asamblea Nacional (Parlamento), José Cabascango, Alcívar y su hijo aseguran que, "no siendo funcionarios públicos", no están obligados a atender la invitación para asistir a la sesión del organismo de este miércoles.

Además, sugieren que al considerar que dicha invitación tiene el carácter de "indelegable", pedirán a su abogado, Eduardo Carmigniani, para que comparezca en su nombre, "si la Comisión así los estima procedente, para lo cual se deberá señalar cualquier día de la próxima semana".

Finalmente, Alcívar y su hijo fijan al correo electrónico de su abogado para futuras comunicaciones por parte de los legisladores integrantes de la comisión.

La esposa e hijo del mandatario estaban convocados a las 9.30 y 10.00 de la mañana hora local (+5 GMT) para prestar testimonio en una sesión junto a otras cinco personas, y unas horas antes de la convocatoria del propio presidente, que está previsto que comparezca en solitario en la sesión de la tarde.

La Comisión de Garantías Constitucionales de la Asamblea prevé convocar a más de cuarenta testigos en la investigación abierta tras las revelaciones sobre los papeles de Pandora, una trama de evasión tributaria y paraísos fiscales, que salpican, entre otros líderes políticos, al presidente ecuatoriano.

Dicha comisión prevé tener un informe para los primeros días de noviembre sobre una investigación con varias aristas, entre ellas la posibilidad de que el presidente incumpliera una norma constitucional que prohíbe desde 2017 tener capitales o bienes en paraísos fiscales a quienes se postulen como candidatos electorales o sean funcionarios.

Asimismo, pretende determinar si el presidente Lasso evadió obligaciones tributarias.

El mandatario ecuatoriano, en la política desde 2012, ha defendido su inocencia y asegurado que en 2017, cuando fue aprobada la norma, se deshizo de sus bienes en esos paraísos, como lo exigía la ley electoral.

Asimismo, ha asegurado que es una de las personas que más dinero ha pagado en impuestos en el país y que las acusaciones por su aparición en los Papeles de Pandora no tienen sustento.

Sin embargo, grupos parlamentarios de oposición exigen saber a quién y en qué condiciones delegó Lasso sus bienes en el exterior y si incurrió en un presunto delito de testaferrismo cuando se deshizo como propietario.