En Nueva York, donde se espera el huracán azote en horas de la mañana, el gobernador Andrew Cuomo, pidió al público no tomar riesgos innecesarios y salir hoy de zonas que puedan inundarse y a estar preparados para su impacto.

NUEVA YORK.- Nueva York, así como otros estados, se preparan para recibir mañana el impacto del paso del huracán Henri por el noreste del país, que se espera cause serias inundaciones y miles queden sin suministro de energía eléctrica debido a los fuertes vientos y lluvias.

En Nueva York, donde se espera el huracán azote en horas de la mañana, el gobernador Andrew Cuomo, pidió al público no tomar riesgos innecesarios y salir hoy de zonas que puedan inundarse y a estar preparados para su impacto.

De acuerdo con el gobernador, Henri, que se convirtió hoy en un huracán de categoría 1 con vientos máximos sostenidos de 75 millas por hora (120 km por hora) en el camino hacia el noreste del país, azotará primero Long Island.

Indicó que al tocar tierra, podría hacerlo con vientos de 80 millas por hora y ráfagas de hasta 90 a 100 millas por hora.

"Los efectos en Long Island serán ciertamente graves. Áreas de marea, de ocho (20.32 centímetros) a 10 pulgadas de lluvia (25.4 centímetros), lo que creará inundaciones significativas", que también se esperan en otras zonas, advirtió.

El último huracán que tocó tierra en Long Island fue Gloria, el 27 de septiembre de 1985, como categoría 1, que dejó a millones de residentes a su paso por el país sin electricidad, especialmente en Long Island y Connecticut.

Cuomo indicó que el ejecutivo del condado de Suffolk, donde ubica Fire Island (Long Island), Steve Bellone, ha ordenado evacuar a residentes y visitantes de esa isla, de gran atractivo turístico, y que los últimos barcos saldrán poco antes de las once de esta noche (23gmt). De no hacerlo, podrían quedar atrapados.

Los efectos del huracán también se sentirán en la ciudad, para luego continuar hacia el norte del estado, que está bajo declaración de emergencia como Long Island y otras zonas del estado, y seguirá su ruta hacia Connecticut, Massachusetts y Rhode Island, explicó en conferencia de prensa.

Cuomo recordó a los neoyorquinos que Henri es un huracán categoría 1 como lo fue el Sandy, que en 2012 azotó estados del noreste, dejando muerte y destrucción.

"Por favor, tomen esta tormenta en serio. Sandy fue categoría 1 y esta tormenta es categoría 1. Nadie puede decir si los daños serán más o menos que Sandy. Eso dependerá de lo rápido que se mueva", advirtió y aseguró que las agencias están preparadas para brindar la ayuda necesaria, incluyendo equipos de rescate acuático que han enviado a Long Island y zonas que serán más impactadas.

En Connecticut, el gobernador Ned Lamont advirtió a los residentes a prepararse para refugiarse desde el domingo por la tarde hasta al menos el lunes por la mañana, mientras el estado se prepara para el primer posible impacto directo de un huracán en décadas.

Los funcionarios de servicios públicos proyectan que entre el 50 % y el 69 % de los 1,25 millones de clientes de la compañía Eversource en todo el estado perderán energía, un fuerte aumento de sus proyecciones del 30 % al 49 % el viernes, destaca el Hartford Courrant.

También ha informado que han comenzado algunas evacuaciones aisladas en partes particularmente propensas a inundaciones en la costa, donde los funcionarios se están preparando para un "impacto directo" y se han ordenado otras evacuaciones obligatorias y voluntarias en diversas ciudades..

Las autoridades han hecho un llamado a los residentes a tomar en serio sus preparativos para lo que se perfila como una tormenta histórica en Connecticut, agrega el diario.

"Será un esfuerzo de equipo, será una tormenta muy peligrosa. Puede que no hayamos visto nada de esta magnitud en muchos años, tal vez incluso 30 o 40 años", aseguró el director de Manejo de Emergencias de New Haven, Rick Fontana, desde el centro de operaciones de emergencia de la ciudad.

En Massachusetts el gobernador Charlie Baker también advirtió sobre cortes de energía en todo el estado a medida que se acerca Henri.

"Creo que en todo el estado el problema de los cortes de energía es la mayor preocupación que tenemos", dijo Baker hoy en rueda de prensa.

Se pronostican las inundaciones más severas y los vientos fuertes para Connecticut y el oeste de Massachusetts.