La comunidad internacional aboga por resolver el conflicto entre Israel e Irán de forma diplomática.

JERUSALÉN, Israel.- Una creciente presión internacional está enfrentando Israel para que no lance un ataque unilateral contra centros nucleares iraníes. Estados Unidos, Francia y Alemania ya dejaron en claro su firme oposición a cualquier medida de ese tipo, y reiteraron su pedido de darle más tiempo a las sanciones y a la diplomacia.La retórica de líderes israelíes de que el tiempo se está terminando para detener el controvertido programa nuclear de Teherán, elevó la preocupación de que una acción militar podría ser inminente.

Aunque Irán dice que su plan atómico es pacífico, las potencias occidentales creen que está intentando producir una bomba de destrucción masiva, lo que Israel considera una amenaza directa a su existencia.

El Gobierno estadounidense advirtió este lunes que prevé tomar una serie de medidas para prevenir un ataque unilateral y para forzar a Irán a negociar más seriamente sus proyectos. Washington también alistará un nuevo sistema de radar en Qatar para lograr una amplia cobertura antimisiles en la región.

Por su lado, la canciller alemana, Ángela Merkel, envió un “duro mensaje” al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, pidiéndole que posponga cualquier plan de ataque; mientras que el jefe de la diplomacia en Francia, Laurent Fabius, expresó ayer que un eventual bombardeo en Irán podría tornarse contra Israel y esta situación sería fatal para la zona