Las autoridades de salud en Estados Unidos dieron luz verde a otras dos pruebas de coronavirus que se pueden adquirir sin receta médica en farmacias y usadas en casa para obtener resultados en poco tiempo.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Las autoridades de salud en Estados Unidos dieron luz verde a otras dos pruebas de coronavirus que se pueden adquirir sin receta médica en farmacias y usadas en casa para obtener resultados en poco tiempo.


Se espera que la medida de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) expanda considerablemente la disponibilidad de pruebas caseras de bajo costo que muchos expertos han pedido desde los primeros días de la pandemia. El anuncio del miércoles por la noche se produce cuando la cantidad de pruebas realizadas en el país sigue declinando, pese a que el número de contagios sube de nuevo.


La FDA señaló que las pruebas BinaxNOW de Abbott y QuickVue de Quidel pueden ser vendidas ahora sin receta médica. Ambas pruebas fueron autorizadas inicialmente el año pasado, pero con condiciones que limitaban su uso, incluyendo el requisito de receta médica e instrucciones de usarlas solamente en personas con síntomas.


Las pruebas permiten que los usuarios colecten la muestra por sí mismos con un hisopo nasal que es insertado en una tira de pruebas. Los resultados están usualmente disponibles en un periodo de entre 10 y 20 minutos. La mayoría de las otras pruebas de coronavirus requieren que la muestra sea tomada por personal sanitario en un centro de pruebas.


Fuente: The San Diego Union Tribune