Hace un año, las autoridades capitalinas retiraron la estatua de Colón del emblemático Paseo de la Reforma, días antes de celebrarse una manifestación que pretendía derribarla con motivo del 12 de octubre.

CIUDAD DE MÉXICO.- La estatua de Cristóbal Colon que todavía está en calles de la Ciudad de México amaneció vallada este Día de la Raza ante posibles altercados, el mismo día en que el Gobierno capitalino anunció que un segundo monumento al navegante será sustituido por la réplica de una pieza arqueológica de una mujer indígena.

Ubicada en la calle Buenavista, muy cerca del centro capitalino, la estatua de Colón amaneció este viernes rodeada de unas imponentes vallas azules de más de dos metros de altura.

Este año, México conmemora los 700 años de la fundación de la ciudad de Tenochtitlan (1321), los 500 de la conquista de Hernán Cortés (1521), una efeméride ahora renombrada como "resistencia indígena", y los 200 años de la consumación de independencia (1821).

Todo ello, sumado a que el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió al rey de España y al papa Francisco que pidieran perdón por la conquista, ha acrecentado el debate en México en los últimos años.

"Es innecesario solicitar un perdón o solicitar la devolución del oro y la plata. (...) Pero una estatua de Colón en una calle principal no debería estar porque va contra los ideales mexicanos", relató a Efe Esteban García, un hombre que caminaba junto a la estatua vallada de Colón.

García consideró también que este tipo de monumentos no deben destruirse, sino cambiar de lugar, puesto que la existencia de este y otros personajes "forma parte de la historia" pero no se corresponde con los "ideales" actuales.

POLÉMICA POR COLÓN

Hace un año, las autoridades capitalinas retiraron la estatua de Colón del emblemático Paseo de la Reforma, días antes de celebrarse una manifestación que pretendía derribarla con motivo del 12 de octubre.

En ese lugar, bautizado recientemente por activistas como "Glorieta de las mujeres que luchan" y encabezado por la silueta de una mujer, un grupo de indígenas danzaron e interpretaron este martes música de su región, Xochimilco -en el sur de la ciudad-, reclamando el día como una celebración a los pueblos originarios.

"Creo que es un momento histórico para la Ciudad de México y para el movimiento indígena nacional", compartió con Efe Anáhuac González, antropóloga y danzante xochimilca del pueblo de Santa Cruz Acalpixca.

"Aquí seguimos, luchando por esta dignificación", continuó.

Esta mañana el Gobierno capitalino anunció que "La joven de Amajac", una estatua en honor a la mujer indígena, réplica de una pieza arqueológica descubierta este año, sustituirá finalmente al monumento a Cristóbal Colón del Paseo de la Reforma.

"Debemos sentirnos orgullosos como habitantes de la ciudad que en este lugar tan especial de Reforma estén representadas la mujeres indígenas de nuestro país", explicó en rueda de prensa la jefa de Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum.

En la tarde de este martes, el Colectivo AFROntera realizará una protesta frente a la Embajada de España en la capital mexicana "contra la conmemoración del genocidio de 1492", según expresaron los organizadores a través de redes sociales.