Evo Morales, actual presidente de Bolivia (Archivo)

LA PAZ.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, condenó hoy lo que considera un "golpe parlamentario" en Brasil contra la mandataria de ese país, Dilma Rousseff, y convocó a su embajador en Brasilia, José Antonio Kinn.

"Condenamos el golpe parlamentario contra la democracia brasileña. Acompañamos a Dilma, Lula y su pueblo en esta hora difícil", dijo Morales en su cuenta de Twitter @evoespueblo.

En otro tuit, anunció la convocatoria al embajador boliviano en Brasil "para asumir las medidas que en este momento se aconsejan".

Rousseff, la primera presidenta de su país, fue destituida este miércoles por el Senado en el marco de un juicio político y el poder pasó a manos del que era su vicepresidente y un declarado enemigo político, Michel Temer.

La votación en el Senado tuvo un resultado incontestable, 61 votos a favor de la salida de Rousseff y 20 en contra, con lo que se superó los 54 votos que eran necesarios para despojarla del cargo.