Arroyo Chiqués, de 71 años, fue alcalde en el municipio de Aguas Buenas desde 2005 hasta 2016, año en el que negoció el citado contrato por 10 años para una empresa a cambio de recibir 5.000 dólares mensuales en sobornos, según el comunicado de la Fiscalía Federal.

SAN JUAN.- El exalcalde de Aguas Buenas Luis Arroyo Chiqués se declaró este jueves culpable en Puerto Rico de participar en un esquema de corrupción por el que recibió pagos en efectivo a cambio de adjudicar un contrato municipal para servicios de recogida de residuos.

Arroyo Chiqués, de 71 años, fue alcalde en el municipio de Aguas Buenas desde 2005 hasta 2016, año en el que negoció el citado contrato por 10 años para una empresa a cambio de recibir 5.000 dólares mensuales en sobornos, según el comunicado de la Fiscalía Federal.

Este pago se realizó en efectivo todos los meses a partir de 2016 y continuó incluso después de que dejara el cargo en diciembre de ese año, produciéndose el último de ellos en junio de 2021.

El exalcalde se declaró culpable de un cargo de conspiración para participar en un plan de soborno y se enfrenta a una pena máxima de cinco años de prisión.

La investigación fue realizada por la Oficina de Campo de San Juan del FBI, según la nota, que no precisa el nombre de la empresa, aunque según datos de la página del Contralor se trata de Waste Collection.

Esta empresa está implicada en otros casos de corrupción pública en la isla que se han destapado en las últimas semanas y han llevado a la renuncia de los alcaldes de Cataño y Guaynabo.

El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, denunció hoy en un comunicado que "recibir pagos a cambio de actos oficiales es un delito obvio tanto a nivel estatal como federal".

"Como he dicho antes, todo funcionario público que haya incurrido en ese tipo de conducta debe acudir a las autoridades, asumir responsabilidad y cooperar para que cualquier otra persona que tenga que responder, responda", agregó.

El gobernador aseguró que su administración "continuará condenando cada acto corrupto, ilegal e inmoral" y que lo positivo de estos arrestos es que "se está limpiando la casa".

Arroyo Chiqués fue además detenido en noviembre pasado por una infracción de tránsito y por llevar unas 4 pulgadas con moñas de marihuana, un caso del que también se declarará culpable ante un magistrado el próximo 21 de enero.