Según un estudio publicado por la Universidad de Lanzhou del que se hace eco el oficial Diario del Pueblo, los brotes estarán "controlados" alrededor del 23 de agosto si se mantienen las actuales medidas de control y prevención contra la covid.

PEKÍN.- Expertos epidemiológicos chinos confían en que los últimos brotes de coronavirus que comenzaron a propagarse hace tres semanas en el país asiático queden "bajo control" para finales de agosto, recoge la prensa local.

Según un estudio publicado por la Universidad de Lanzhou del que se hace eco el oficial Diario del Pueblo, los brotes estarán "controlados" alrededor del 23 de agosto si se mantienen las actuales medidas de control y prevención contra la covid.

El número total de infectados llegará a entre 1.000 y 1.500 personas, de acuerdo con la investigación.

El país asiático confirmó hoy 94 nuevos casos locales de covid, la cifra más alta desde que a finales de julio comenzaron a propagarse varios brotes asociados a la variante delta.

Estos 94 positivos suponen un leve repunte respecto a los 75 del sábado y los 81 del domingo.

Las autoridades chinas respondieron a los brotes con múltiples rondas de test masivos y confinamientos parciales en las hasta 216 zonas ahora consideradas de riesgo.

Las restricciones a los viajes también protagonizan las medidas para frenar los contagios, con la suspensión de nuevos pasaportes o un mayor control en los puertos y aeropuertos del país.

De los casos locales notificados hoy, 38 se detectaron en Nankín, capital de la provincia oriental de Jiangsu, donde comenzaron a propagarse estos brotes y que tuvo su origen en la limpieza sin protección adecuada de un avión de Air China procedente de Rusia en el que viajaba un contagiado, según las autoridades.

Nankín no notificó hoy ningún positivo por primera vez desde finales de julio, pero sus 9 millones de habitantes deberán someterse a una sexta ronda masiva de pruebas.

Asimismo, la Comisión Nacional de Salud también informó hoy de 12 casos en la provincia de Hunan y 3 en la de Hubei.

Los brotes por el momento no han dejado fallecidos, pero hay 49 casos graves entre los 1.603 contagiados activos.

Aunque China permanece inamovible en su política de "tolerancia cero" contra el virus, algunos expertos como Feng Zijian, ex subdirector del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, opinaron que el país debería prepararse para "optimizar" la duración e intensidad de las medidas contra la covid.

Otros, como Zeng Guang, del mismo centro, agregó que hace falta "un cambio de mentalidad y perder el miedo", mientras que el epidemiólogo Zhang Wenhong pidió en la red social Sina Weibo "sabiduría para coexistir con el virus a largo plazo".

Por su parte, los medios del país respaldan la postura oficial, y el diario China Daily comentó este domingo en un editorial que "no ha lugar a plantearse un cambio de estrategia en la lucha contra la covid".

También el ex ministro de Sanidad Gao Qiang afirmó en un portal del Diario del Pueblo que "la idea de coexistir con el virus debe desaparecer" y que China debe "hacer más para evitar lagunas y deficiencias" en la detección temprana de casos y así evitar nuevos brotes.