Imagen de la explosión-Fuente externa

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Al menos diez personas han muerto y otras 60 han resultado heridas después de que se haya producido una explosión en un mercado de noche en Dávao, la ciudad natal del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, según informan medios locales.

El presidente forma parte de la sangrienta campaña en la que está sumergido el país después de que, tras ganar las elecciones en mayo, Rodrigo Duterte lanzara una macabra llamada a sus conciudadanos: "Si conocen a algún drogadicto, mátenlo ustedes mismos, ya que sería demasiado doloroso pedir que lo hagan sus padres".

Fuente: Actualidad.rt.com