Según el propio Crowley, citado por 'Daily Mail', su cabeza quedó "carbonizada" luego de que el vagón en el que se movilizaba hacia su trabajo quedara envuelto por una "bola de fuego", alrededor de las 8:20 de la mañana

REDACCIÓN.- "Tenía miedo de que el tren volara en pedazos". Fueron las palabras de Peter Crowley, quien resultó con serias quemaduras en su cabeza tras la fuerte explosión que sacudió un tren en la estación de Parsons Green del Metro de Londres, al oeste de la capital británica.

Según el propio Crowley, citado por 'Daily Mail', su cabeza quedó "carbonizada" luego de que el vagón en el que se movilizaba hacia su trabajo quedara envuelto por una "bola de fuego", alrededor de las 8:20 de la mañana.

El testigo publicó en Twitter algunas fotografías en las que se detallan heridas en su frente y parte de su cabello quemado. "Fue una experiencia aterradora, tengo suerte de haber salido con un poco de pelo", aseguró.

Al menos 20 pasajeros han resultado heridos tras la explosión en un tren del metro al sur de la capital británica.

La primera ministra británica, Theresa May, ha convocado al comité de emergencia Cobra a reunión sobre el incidente terrorista