Chauvin compareció ante una corte del Distrito de Minesota, donde se declaró culpable de dos cargos, uno por violar los derechos civiles de Floyd y otro por infringir los de un menor de 14 años en otra causa separada.

WASHINGTON.-El expolicía Derek Chauvin, condenado en junio a 22 años y medio de cárcel por el asesinato del afroamericano George Floyd, se declaró este miércoles culpable de violar los derechos civiles de la víctima en un segundo caso ante un tribunal federal.

Chauvin compareció ante una corte del Distrito de Minesota, donde se declaró culpable de dos cargos, uno por violar los derechos civiles de Floyd y otro por infringir los de un menor de 14 años en otra causa separada.

El expolicía, que lleva desde abril confinado en solitario en la prisión de máxima seguridad de Minesota después de que un jurado lo hallara culpable de asesinar a Floyd en mayo de 2020, acudió al juzgado de Saint Paul, en ese estado, vestido con un mono naranja.

El reo respondió tranquilo cuando el juez federal Paul Magnuson le preguntó si comprendía lo que estaba haciendo. "Sí, su señoría", contestó Chauvin, de 45 años.

La Fiscalía apuntó que en virtud del acuerdo de culpabilidad alcanzado con Chauvin pedirá una sentencia de 25 años de prisión para el exagente, que cumplirá de forma simultánea con la condena de 22 años y medio de prisión que recibió tras ser enjuiciado por un tribunal estatal.

Magnuson no fijó una fecha para la lectura de la sentencia.

Inicialmente, Chauvin se había declarado no culpable en septiembre en este caso federal de derechos civiles.

Según la acusación en esta causa, Chauvin privó a Floyd de su derecho constitucional "de quedar liberado" tras ser capturado, lo que incluye "el derecho a quedar libre del uso de fuerza irrazonable por parte de un agente de policía".

Los compañeros de Chauvin, los expolicías Tou Thao y J. Alexander Kueng, también fueron imputados por no haber intervenido ante "un uso de la fuerza irrazonable" por parte de Chauvin, indica la acusación.

Chauvin, Thao y otro exagente, Thomas Lane, están acusados de no haber proporcionado ayuda al afroamericano.

Los tres compañeros de Chauvin se declararon no culpables de los cargos federales en septiembre y en paralelo están pendientes de ser juzgados en marzo de 2022 ante un tribunal estatal por supuestamente contribuir y ser cómplices en la muerte del afroamericano.

La muerte de Floyd el 25 de mayo de 2020 a manos de Chauvin, que durante más de nueve minutos presionó su rodilla sobre el cuello de la víctima, desencadenó una enorme ola de protestas en Estados Unidos que se prolongó durante meses ante la brutalidad policial contra los afroamericanos.