El vuelo 1353, un Boeing 737-800 que volaba desde Dallas-Fort Worth, se encontraba a un poco más de tres kilómetros de aterrizar, cuando el capitán de la aeronave declaró una “emergencia médica”.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Ayerun copiloto de la aerolínea estadounidense American Airlines falleció poco antes de aterrizar en la ciudad de Albuquerque (Nuevo México).

Según ha dado a conocer un portavoz de la Administración Federal de Aviación, el vuelo 1353 de American Airlines ―un Boeing 737-800 que volaba desde Dallas-Fort Worth― se encontraba a un poco más de tres kilómetros de aterrizar, cuando el capitán de la aeronave declaró una “emergencia médica” a bordo, según declaran hoy diversos medios de prensa.

De acuerdo con FlightAware, el avión aterrizó a las 3:33 pm. En la puerta de desembarque ya se encontraban los paramédicos, quienes le practicaron al copiloto William "Mike" Grubbs reanimación cardiopulmonar de 35 a 40 minutos, antes de declarar su muerte.

La aerolínea norteamericana ha declarado en una nota de prensa que "está profundamente triste" por la muerte de Grubbs.

La FAA, por su parte, ha comentado que “dará seguimiento con la línea aérea” con el fin de conocer más detalles del lamentable acontecimiento de ayer miércoles.

Aunque en principio muchas de las tareas a realizar en la etapa final del aterrizaje de un Boeing 737 pueden ser asumidas por un solo miembro de la tripulación, lo cierto es que supone un aumento significativo del stress y de la carga de trabajo para el capitán de la aeronave.

En el caso de American Airlines existe el antecedente de un capitán que falleció en octubre de 2015, tras enfermar durante un vuelo entre Phoenix y Boston. En ese caso el vuelo aterrizó sin problemas, tras haber sido desviado a Syracuse (Nueva York).

Fuente: cibercuba.com