Ambas organizaciones trataron formas de implementar "soluciones sistémicas y específicas para lograr sistemas agroalimentarios más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles", mejorando tanto la producción de alimentos como la nutrición de la población.

REDACCIÓN.-  La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en conjunto con el consorcio de centros de investigación CGIAR, impulsarán en Latinoamérica y el Caribe ciencia e innovación para los sistemas agroalimentarios.

El representante Regional de la FAO, Julio Berdegué, se reunió con el director Regional para América Latina y el Caribe de la red global de innovación agrícola CGIAR, Joaquín Lozano, para analizar formas en que ambas organizaciones pueden fortalecer su colaboración.

"La ciencia y la innovación son indispensables para mejorar los sistemas agroalimentarios. Sin ellos no hay transformación de los sistemas agroalimentarios. En la última Conferencia Regional de la FAO me comprometí en nombre de la FAO, a que en esta región cada proyecto sea un motor de innovación”, afirmó Berdegué.

“El nuevo marco estratégico de la FAO reconoce la ciencia, la innovación y los datos como tres de los cuatro aceleradores para maximizar nuestros esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Al trabajar más con CGIAR, podemos avanzar en esta línea para lograr un mayor impacto” , agregó el funcionario internacional.

Por su parte, Lozano destacó las investigaciones y resultados científicos del organismo que encabeza, y que durante los últimos 50 años ha liderado, como el consorcio más grande del mundo en el área, el desarrollo de innovaciones.

"Nuestro objetivo es trabajar con socios clave a nivel mundial, regional y local para avanzar y profundizar el papel de la ciencia en hacer que los sistemas agroalimentarios sean más eficientes, sostenibles y receptivos a las necesidades de la humanidad. La FAO es un socio clave en este esfuerzo, y espero con ansias mejorar nuestra valiosa colaboración en América Latina y el Caribe”, señaló Lozano.

Ambas organizaciones trataron formas de implementar "soluciones sistémicas y específicas para lograr sistemas agroalimentarios más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles", mejorando tanto la producción de alimentos como la nutrición de la población.

Además, destacaron su interés en generar espacios de participación entre científicos e innovadores a nivel regional, manteniendo una comunicación permanente y estrecha, con capacidad para acceder a los resultados de las investigaciones.