García y Vargas podrían enfrentar, de ser declarados culpables, una condena de cinco años por el cargo de conspiración, diez por el de soborno y veinte por extorsión.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Los alcaldes de Aguas Buenas y Humacao, Javier García Pérez y Reinaldo Vargas Rodríguez fueron detenidos hoy por el FBI acusados de soborno y extorsión, informó este la Fiscalía federal en San Juan.

Según explicó en rueda de prensa el fiscal federal W. Stephen Muldrow, los alcaldes conspiraron para recibir sobornos a cambio de mantener ciertos contratos vigentes con empresas dedicadas a la recolección de basura y la repavimentación de carreteras.

García y Vargas podrían enfrentar, de ser declarados culpables, una condena de cinco años por el cargo de conspiración, diez por el de soborno y veinte por extorsión.

Muldrow detalló que un gran jurado federal emitió una acusación contra García, de 46 años, por aceptar y recibir pagos en efectivo de parte de dos contratistas o empresarios entre los años 2017 y 2021.

El pliego acusatorio indica que García recibió entre agosto de 2020 y septiembre de 2021 al menos 32.000 dólares en efectivo de parte de ambos empresarios.

Vargas, de 48 años, aceptó al menos 15.000 dólares en efectivo entre el 18 de marzo y 15 de abril de 2021 de parte de también dos empresarios para que otorgara contratos a sus respectivas compañías.

"A los funcionarios públicos que no cumplan fielmente con su oficio de su cargo, sepan que serán investigados, procesados y sometidos a la pena que corresponda por sus actos", alertó Muldrow.

Las autoridades, además, entregaron a la prensa una lista de 50 personas que ejercían cargos públicos y han sido acusados por corrupción desde el año 2020 al presente.

La lista incluye funcionarios, legisladores y empleados de la Cámara de Representantes, alcaldes, policías, oficiales del Departamento de Corrección y Rehabilitación local y federal

El jefe del FBI en Puerto Rico, Joseph González, recordó que la primera vez que se presentó como líder de la agencia pensó que "el mensaje fue alto y claro".

"Les aconsejé que leyeran la acusación y si se encontraban envueltos en esquemas de corrupción, hicieran lo correcto: venir a nosotros antes que nosotros vayamos a ustedes", rememoró.

"Algunos escucharon y tomaron mis palabras en serio e hicieron lo correcto, pero otros no y por eso hoy tuvimos que ir a tocar puertas. Donde haya alegaciones de corrupción, vamos a investigar", puntualizó.

Con estos dos arrestos suman cinco los alcaldes detenidos en lo que va de este cuatrienio por estar involucrados en esquemas de corrupción en Puerto Rico, que es un territorio y Estado Libre Asociado de Estados Unidos.

Los otros alcaldes detenidos por corrupción son Ángel Pérez, del municipio de Guaynabo; Félix Delgado, de Cataño, y Eduardo Cintrón, de Guayama.