En la conferencia, a la que fue invitado por diversas organizaciones empresariales argentinas para disertar sobre los Pactos de la Moncloa, que se suscribieron en España en 1977, González señaló que el mundo vive un momento difícil que exige más políticas de acuerdos y "proveer certidumbres en una época de incertidumbres"

Buenos Aires.- El expresidente del Gobierno español Felipe González (1982-1996) aventuró este martes que el mandatario electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, será pragmático a la hora de trabajar por la inserción internacional de América Latina, en el actual contexto geopolítico que dejan la pandemia y la guerra.

"Estamos en un cambio geopolítico. Ese cambio afecta directa y positivamente a la recolocación de América Latina en el mapa global, ¿y está en condiciones América Latina, país a país, y regionalmente de ponerse de acuerdo para jugar el papel que le corresponde?", se preguntó el veterano político socialista durante una disertación en Buenos Aires.

En su opinión, "a lo mejor Lula alienta a eso; no se aísla, sino lo contrario".

"Pero si lo hace, lo va a hacer con esa cosa que se desprecia tanto cuando se dice que se es de izquierda, aunque sea para ser funcional a la derecha. Lo va a hacer pragmáticamente, lo repito, pragmáticamente. Por tanto, esta es una oportunidad, que es distinta, que es nueva", agregó.

En su intervención, ante algunos de los políticos más destacados de Argentina, tanto del Gobierno como la oposición, así como empresarios, sindicalistas y líderes religiosos, González consideró que en el mundo "hay una concentración muy fuerte de la riqueza y la sostenibilidad del modelo exige una redistribución mucho más sensata de la renta disponible".

"Crecer y redistribuir es un modelo no solo más justo sino más sensato", indicó.

"Hace falta comprenderlo por el mundo empresarial, por las organizaciones sindicales y sociales y políticas. (...) Muchas veces lo he discutido con Lula y con muchos latinoamericanos que creen que lo que me pasa a mí es que me he vuelto de derechas, y debe de ser verdad, porque nunca he sido funcional a que ganen mis adversarios políticos. Así que eso debe ser de derechas", remarcó.

"Veo a mucha gente que presume de ser muy, muy de izquierdas y son muy funcionales a que ganen los que consideran adversarios", agregó.

En la conferencia, a la que fue invitado por diversas organizaciones empresariales argentinas para disertar sobre los Pactos de la Moncloa, que se suscribieron en España en 1977, González señaló que el mundo vive un momento difícil que exige más políticas de acuerdos y "proveer certidumbres en una época de incertidumbres".

"Hay que gobernar como si no hubiera elecciones, pero intentando ganarlas. Si no se ganan, el instrumento de transformación se pierde. Pero hay dos clases de políticos, como mínimo: los políticos que buscan el poder como objetivo y los que buscan el poder como instrumento de transformación", sentenció.