“Están causando un gran problema para la gente y las empresas locales”.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El Ministro de Relaciones Exteriores de Finlandia presentó el jueves un plan para limitar las visas de turista emitidas a los rusos, después de que el aumento del turismo de su vecino del este provocó el descontento debido a la guerra en Ucrania.

Debido a que se suspendieron los vuelos de Rusia a la UE, Finlandia se convirtió en un país de tránsito para muchos rusos que buscan viajar más hacia Europa.

“Muchos vieron esto como una elusión del régimen de sanciones”, dijo a la agencia AFP el ministro de Relaciones Exteriores, Pekka Haavisto.

Finlandia busca ser miembro de la OTAN después de que el apoyo político y popular a la alianza se disparó tras la invasión de Ucrania por parte de Moscú, pero el país nórdico sigue siendo el único vecino de la UE de Rusia sin restricciones en las visas de turista para los ciudadanos rusos.

Aunque el régimen de Schengen y la ley finlandesa no permiten una prohibición total de visas basadas en la nacionalidad, Finlandia puede reducir el número de visas emitidas según la categoría, señaló Haavisto.

“La categoría de turismo puede restringirse en términos de cuántas visas se pueden solicitar en un día”, dijo Haavisto.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Finlandia presentó el jueves una propuesta al gobierno que permitiría a Finlandia “dar preferencia” a grupos como familiares y estudiantes, al tiempo que reduce las visas de turista.

Aunque el gobierno dio “luz verde” para continuar con los preparativos, Haavisto dijo que creía que la decisión final para adoptarla podría tomarse a fines de mes.

Dado que muchos viajeros ingresan a Finlandia con visas emitidas por otro país Schengen, Haavisto enfatizó la necesidad de una decisión a nivel de la UE sobre el asunto.

Finlandia tiene la intención de plantear el tema en la próxima reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la UE en la República Checa el 30 de agosto. “De lo contrario, puede suceder que cuando un país reduzca el número de visas, otro país podría aumentar”, dijo Haavisto.

Como acto de solidaridad con Ucrania, el partido de oposición conservador de Finlandia propuso detener esta semana las nuevas visas de turista para los rusos.

“Esta situación es insoportable”, dijo a la AFP Jukka Kopra, diputado del Partido de la Coalición Nacional. “Los ciudadanos de Ucrania están siendo asesinados, incluidos civiles, mujeres y niños, y al mismo tiempo los rusos pasan sus vacaciones en la UE”.

Autobuses de turistas rusos llegan a Finlandia por el cruce fronterizo de Nuijamaa, en el sureste del país, algunos con la esperanza de disfrutar del apacible verano finlandés y otros planeando viajar más hacia Europa.

“He viajado aquí durante 12 años”, dijo a la AFP Boris Surovtcev, de 37 años, de San Petersburgo, mientras esperaba para cruzar. “Este es un país maravilloso con naturaleza y lagos”.

Pero muchos finlandeses están descontentos con la situación, y la idea de que los rusos disfruten de un verano finlandés mientras los ucranianos sufren bajo una brutal invasión ha sido recibida con indignación.

“No es correcto que los rusos puedan viajar libremente a Finlandia. Quita la base de las sanciones”, dijo el local Kirsi Iljin. “Creo que debería haber algunas restricciones”.

Después de que Rusia levantó las restricciones de viaje de COVID-19 el 15 de julio, la cantidad de turistas rusos que se dirigen a Finlandia ha aumentado constantemente. Finlandia eliminó sus restricciones de viaje a fines de junio.

Aunque las cifras aún están por debajo de los niveles anteriores a la COVID-19, hubo más de 185.000 cruces fronterizos en julio, por encima de los 125.000 vistos en junio.

Finlandia emitió más de 10.000 nuevas visas a rusos en julio, según informes de los medios locales.

Las empresas de autobuses de San Petersburgo informan de un aumento de la demanda de viajes a Finlandia. “Ofrecemos viajes una vez cada dos días y durante las últimas semanas cada vez que ha estado lleno”, dijo a la AFP Serguei Ivanov, de la empresa de transporte Balt Car.

Muchos viajarán desde Finlandia en avión, eludiendo la prohibición de vuelos rusa. “La gente quiere aprovechar el pasaje más fácil”, dijo Ivanov, esperando que los números aumenten.

Si bien muchos finlandeses sienten solidaridad con los ucranianos, los turistas rusos son una importante fuente de ingresos para las ciudades fronterizas finlandesas.

Muchos dueños de negocios en el municipio fronterizo de Lappeenranta se preocupan por la posibilidad de que los turistas rusos desaparezcan nuevamente.

“Esta es la idea más absurda. ¿Qué ganan con aislar a los ciudadanos rusos normales?” preguntó Mohamad Darwich, director general del supermercado Laplandia Market, a pocos minutos de la frontera rusa.

“Están causando un gran problema para la gente y las empresas locales”.

Tradicionalmente, las personas que viven en la frontera han tenido un contacto cercano con sus vecinos de ambos lados, pero esto ha cambiado drásticamente luego de la pandemia y la guerra.

Surovtcev tiene una visa de cinco años para Finlandia y visita el país hasta 10 veces al año, pero teme que las restricciones previstas puedan poner fin a sus viajes por el país. “Estaré muy triste y decepcionado. Espero que la guerra termine pronto”, dijo.