MÉXICO.- La Procuraduría General de la República (PGR) de México anunció hoy que investigará el asesinato de Ambrosio Soto, alcalde del municipio de Pungarabato, ubicado en el sureño estado de Guerrero.

En un comunicado, el organismo indicó que ejercerá "la facultad de atracción de la indagatoria de los hechos de violencia registrados la noche del 22 de julio en una zona del estado de Michoacán, limítrofe con el estado de Guerrero".

El ataque contra Soto, quien había denunciado en varias ocasiones amenazas del crimen organizado, se dio cuando el edil viajaba hacia Ciudad Altamirano (Guerrero) en su vehículo y escoltado por varios policías federales.

Dos de los agentes de la Policía Federal que acompañaban al alcalde -como parte de un operativo de protección puesto en marcha en abril- también resultaron heridos.

La Fiscalía actuará a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), la cual ya "estableció contacto con autoridades de los estados de Guerrero y Michoacán", para integrar a la indagación "los elementos de información que ellas puedan aportar y que permitan el pronto esclarecimiento de los hechos".

El pasado 5 de julio un familiar del alcalde, que también trabajaba como su conductor, fue ejecutado y hallaron su cuerpo en un basurero con severas huellas de tortura y varios impactos de bala.

Pungarabato está ubicado en la región de Tierra Caliente, que engloba municipios de Guerrero y Michoacán y es una zona controlada por Los Caballeros Templarios donde se cultiva amapola, la planta con la que se produce la heroína que luego se comercializa a Estados Unidos.