Lo justificó explicando que con dos dosis, la vacuna para la covid es eficaz al 60 % contra las formas graves de la enfermedad, pero con tres ese porcentaje sube al 90 %.

París.- El Gobierno francés anunció este viernes que se prohibirán las habituales concentraciones y fiestas en la calle en Nochevieja y que pondrá más presión y restricciones a los que no estén vacunados, además de acelerar la vacunación de refuerzo ante la rápida irrupción de la variante ómicron.

El primer ministro, Jean Castex, pidió a los franceses, al término de un Consejo de Defensa organizado por el presidente, Emmanuel Macron, que durante estas navidades limiten al máximo las reuniones o los encuentros con muchos participantes porque "cuantos menos seamos, menos riesgos correremos".

Castex, que dijo que ómicron podría ser la variante dominante en Francia desde comienzos de 2022, insistió en el mensaje en que la principal arma es la vacunación.

Por eso, desde el 3 de enero se permitirá la administración de la dosis de refuerzo a quienes se hayan pinchado por últimas vez hace cuatro meses, y no cinco meses como hasta ahora.

Lo justificó explicando que con dos dosis, la vacuna para la covid es eficaz al 60 % contra las formas graves de la enfermedad, pero con tres ese porcentaje sube al 90 %.

Por ahora 17 millones de personas en Francia (que tiene una población de 67 millones) han recibido una dosis de refuerzo y en los últimos días la campaña se ha acelerado, con un récord de 950.000 pinchazos hoy, con la vista puesta en un objetivo de 25 millones de aquí a finales de año.