La tormenta de arena, como un muro de más de cien metros de altura, avanzó de Norte a Aur y envolvió la autopista en pocos minutos, tiñendo el cielo de amarillo y reduciendo la visibilidad a menos de cinco metros.

CHINA.- Una fuerte tormenta de arena causó estragos en Dunhuang, al noroeste de China, donde se encuentran las antiguas cuevas de Mogao.

La tormenta de arena, como un muro de más de cien metros de altura, avanzó de Norte a Aur y envolvió la autopista en pocos minutos, tiñendo el cielo de amarillo y reduciendo la visibilidad a menos de cinco metros.