El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó la acción, que ocurrió días antes de la fecha marcada por el presidente estadounidense, Joe Biden.

WASHINGTON.- Las fuerzas de la coalición efectuaron este jueves explosiones controladas en el aeropuerto de Kabul, horas después de un doble atentado que causó decenas de víctimas mortales y heridos, informaron medios estadounidenses.

Según la cadena CNN, que cita a un portavoz del Comando Central de EE.UU. (Centcom), las detonaciones fueron programadas y tuvieron lugar en el interior del aeródromo.

Este jueves, un doble atentado suicida sacudió el aeropuerto de Kabul, causando al menos 60 muertos y 140 heridos, en su mayoría afganos que trataban de subir a algunos de los vuelos de evacuación de los países aliados, que también sufrieron víctimas entre sus filas.

El Centcom informó además en un comunicado que al menos 13 soldados estadounidenses fallecieron y otros 18 resultaron heridos en los ataques, que fueron seguidos de un ataque armado. Anteriormente, las autoridades estadounidenses habían señalado que había 12 uniformados fallecidos y 15 heridos.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó la acción, que ocurrió días antes de la fecha marcada por el presidente estadounidense, Joe Biden, para el final de la misión de evacuación y la retirada de tropas de Afganistán, el 31 de agosto.

La cadena CNN señaló que, a principios de esta semana, el portavoz del Pentágono, John Kirby, no descartó la posibilidad de que Estados Unidos y las fuerzas de la coalición internacional destruyeran el equipo que mantienen en el aeropuerto de la capital afgana, en caso de que no pudiesen transportarlo.

"Lo haremos y lo haremos de manera controlada", señaló Kirby, citado por CNN.

La cadena agregó igualmente que Zabihullah Mujahid, principal portavoz de los talibanes, informó en su cuenta de Twitter sobre las explosiones escuchadas a última hora de la noche dentro de la instalación aeroportuaria e indicó que fueron efectuadas por las fuerzas estadounidenses para "destruir su equipo".

"Los residentes de Kabul no deberían estar preocupados", afirmó el portavoz, de acuerdo con la versión periodística.