El sistema eléctrico de Puerto Rico está en estado de vulnerabilidad desde el huracán María de 2017.

SAN JUAN.- El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, prometió este viernes "modernizar" el obsoleto sistema eléctrico de la isla, dos días después de que una avería provocara un apagón general que todavía afecta a gran parte de la población.

"Es inaceptable este tipo de averías en nuestro sistema y no voy a descansar hasta que logremos la meta de modernizar y reemplazar nuestro sistema eléctrico viejo y obsoleto", subrayó en un mensaje en Twitter.

Aunque las causas exactas de la avería están siendo investigadas, ha trascendido que la caída del servicio fue provocada por una falla en un interruptor antiguo de la central eléctrica Costa Sur que debía haber sido reemplazado hace al menos diez años.

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) informó a través de sus redes sociales que la avería ocurrió el miércoles en un interruptor de salida de la unidad #5 de Costa Sur, de 230.000 voltios, apagando la central.

El sistema eléctrico de Puerto Rico está en estado de vulnerabilidad desde el huracán María de 2017, lo que ha llevado al uso de generadores para mitigar los cortes de luz.

El gobernador, que se encuentra en España en misión comercial, anunció asimismo que los directivos de la AEE y de la empresa privada Luma Energy le aseguraron que "durante el día de hoy la mayoría de los abonados volverán a tener servicio".

"Hay unas plantas que están en proceso de subir y esto se espera que ocurra hoy", afirmó Pierluisi, en referencia a la restauración de algunas centrales energéticas para recuperar el sistema eléctrico.

Estas palabras recuerdan, sin embargo, a las que dijo ayer el director ejecutivo de la AEE, Josué Colón, quien afirmó que el jueves la mayoría de los abonados tendrían luz, algo que no ocurrió.

El portavoz de esta corporación estatal, José Pérez, dijo hoy a una emisora de radio que, al momento, 660.000 abonados de 1,4 millones ya contaban con el servicio eléctrico.

El apagón ha provocado la cancelación de las clases en las escuelas y universidades y de los servicios en las agencias estatales. El Gobierno puertorriqueño informó hoy de que en esta jornada solo volverían a sus labores el personal esencial y de confianza.