"Queremos acordar nuestra postura sobre la cuestión de los refugiados y también sobre el enfoque hacia los talibanes y cuáles deben ser las exigencias hacia ellos", subrayó.

Berlín.- El Gobierno alemán saludó hoy la reunión virtual del G7 sobre Afganistán convocada para mañana por el primer ministro británico, Boris Johnson, con el deseo de que "quizás" se logré consensuar una "línea común" en cuanto a la relación con un futuro gobierno afgano y a las exigencias hacia los talibanes.

En una rueda de prensa, el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, señaló que la reunión ofrece una oportunidad para coordinarse y consensuar en el marco del G7 las medidas concretas de evacuación, aspectos humanitarios y la cuestión de los refugiados.

Al mismo tiempo, permitirá "acordar el enfoque hacia los talibanes o hacia el futuro gobierno afgano y quizás incluso alcanzar una línea común", agregó.

"Queremos acordar nuestra postura sobre la cuestión de los refugiados y también sobre el enfoque hacia los talibanes y cuáles deben ser las exigencias hacia ellos", subrayó.

El objetivo de esta reunión es "consensuar, consultar y coordinar" el problema de "cómo sacar en una cantidad a ser posible numerosa a nuestros nacionales y a aquellos que nos han ayudado durante nuestros años de misión en Afganistán", dijo.

La cifra de evacuados por Alemania desde la toma del poder de los talibanes en Afganistán asciende hasta este mediodía a casi 3,000 de unas 43 nacionalidades distintas, de los cuales unos 340 son alemanes y unos 1.800 afganos, entre colaboradores locales y sus familias.

Por su parte, el portavoz de Exteriores, Christofer Burger, indicó que parte de la premisa de que en Afganistán permanecen algunos centenares de ciudadanos alemanes.