UAGADUGÚ, Burkina .- El Gobierno de Burkina Faso ha anulado este jueves la votación de la enmienda constitucional que permitiría continuar en el cargo al presidente Blaise Compaoré después una violenta protesta ciudadana en la que centenares de manifestantes han asaltado e incendiado el Parlamento.

"El Gobierno informa a toda la población de la anulación del examen del proyecto de ley para revisar la Constitución", se indica en un comunicado del Servicio de Información difundido por los medios locales.

"Se llama a la población a la calma y la contención", se añade en la declaración gubernamental.

El Ejecutivo de Compaoré hizo pública esta decisión después de que centenares de manifestantes asaltaran e incendiaran el Parlamento de Burkina Faso en protesta por la votación de la enmienda constitucional.

La Policía intentó sin éxito evitar la entrada de los ciudadanos utilizando gases lacrimógenos, mientras se escucharon explosiones en otras calles de Uagadugú, la capital del país.

Por su parte, el líder de la oposición, Zéphirin Diabré, afirmó que en las calles hay ya "una decena de muertos" y que el presidente "ha perdido toda legitimidad y debe actuar en consecuencia".

Compaoré, que lleva en el poder desde 1987 tras protagonizar un golpe de Estado, podría presentarse de nuevo a las elecciones de 2015 si esta enmienda es aprobada.

Las protestas comenzaron hace dos días, cuando miles de burkineses se manifestaron en Uagadugú al grito de "Veintisiete años es suficiente" (el tiempo que lleva Compaoré en el poder).

Los participantes en la protesta alcanzaron el millón según fuentes de la oposición, aunque la Policía los cifró en "miles".