MADRID.- El Gobierno español volvió a condenar este miércoles el anuncio de las autoridades de Israel de construir 2.000 viviendas en diversos asentamientos en los territorios ocupados palestinos, incluyendo Jerusalén Este.

El Ejecutivo español, a través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, afirma que esta medida "amenaza la solución de dos Estados, Israel y Palestina, viviendo en paz y seguridad".

También pone en cuestión, añade la nota, los esfuerzos del Cuarteto -UE, Estados Unidos, Rusia y ONU- para la reanudación de las conversaciones de paz.

Israel aprobó ayer, martes, la construcción de nuevas viviendas en colonias judías en Cisjordania al día siguiente de que la Unesco aceptara a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como miembro de pleno derecho.

En respuesta a este ingreso, el Gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acordó además suspender temporalmente los fondos que Israel recauda y transfiere a la ANP en concepto de impuestos, tasas y aranceles aduaneros.

Para España, las dos medidas adoptadas por las autoridades israelíes son "motivo de preocupación", por lo que les insta a que las reconsidere.

El comunicado de condena de hoy es el tercero emitido por el Gobierno español en contra de la construcción de nuevos asentamientos desde el pasado 27 de septiembre