Según ese acuerdo de seguridad, Google y Meta, además de sus subsidiarias, aceptan llevar a cabo evaluaciones anuales sobre los riesgos que pueda haber para los datos que se transmitan por esa red.

EE.UU. .- El Departamento de Justicia estadounidense emitió ante un comunicado, que el Gobierno ha aconsejado a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en inglés) que condicione cualquier licencia al respecto al cumplimiento de una serie de acuerdos de seguridad nacional.

Por lo cual autoridades gubernamentales estadounidense recomendaron este viernes conceder a Meta, empresa matriz de EE.UU., y a Google las licencias para desarrollar la red de fibra óptica submarina que conectará el país con Filipinas y Taiwán.

En ese sentido, Meta y Google alcanzaron un pacto con el Ejecutivo de EE.UU. para proteger los datos que pasen por la llamada Red de Cable Ligero del Pacífico, un sistema de fibra óptica que pasará por debajo del mar y que conectará EE.UU. con Filipinas y Taiwán.

Según ese acuerdo de seguridad, Google y Meta, además de sus subsidiarias, aceptan llevar a cabo evaluaciones anuales sobre los riesgos que pueda haber para los datos que se transmitan por esa red.

También se comprometieron a promover la diversificación de los puntos de conexión con otras partes de Asia, como Indonesia, Tailandia, Singapur y Vietnam.

El Departamento de Justicia explicó que este tipo de acuerdos de seguridad nacional se justifican por los "esfuerzos sostenidos" de China de adquirir datos sensibles de millones de estadounidenses, así como el acceso de Pekín a información de otros países a través de inversiones en infraestructura digital, entre otros.

EE.UU. cree, asimismo, que los cambios en el mercado han transformado la infraestructura de cable submarina en un sistema vulnerable a la "explotación".

Washington libra una disputa con Pekín por la hegemonía global en varios ámbitos, como el desarrollo tecnológico, el comercio, militar y político, y busca reforzar su influencia en sus aliados en el Indopacífico para contrarrestar a China.