PUERTO PRÍNCIPE, Haití.- El Gobierno haitiano anunció este viernes su disposición a "resolver los problemas" de la Haití Telecomunications (Haitel), la primera compañía de teléfono móvil del país, que está en bancarrota y con deudas por más de 80 millones de dólares, informaron medios locales.

La Dirección General de Impuestos (DGI) y el Consejo Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) convinieron encargarse de la gestión de la compañía que desde hace varias semanas no está en condiciones de ofrecer servicio a sus clientes, reportaron los medios.

El director de la DGI, Jean Baptiste Clark Neptune, explicó que es una medida cautelar que da a su oficina el derecho a garantizar la gestión de la empresa durante un período transitorio con el fin de sanearlo.

Por su parte, el director de Conatel, Jean Marie Guillaume, indicó que después se va a contactar a otros operadores para garantizar la continuidad de los servicios.

El funcionario precisó que la Haitel tiene una deuda de más de 80 millones de dólares, un 40 % de este monto por el impago de impuestos.

Además, hace unos cinco meses que los empleados de Haitel no reciben sus salarios.

La primera compañía en brindar servicios de teléfono celular funciona en Haití desde 1999.

Las últimas estimaciones aseguran que Haitel tiene 100.000 clientes, mientras que la multinacional Digicel, que se integró al mercado en 2006, alcanzó 3,5 millones de clientes.

Hace un mes que Digicel compró a Voilà, otra compañía telefónica, que tenía un millón de clientes, y paso así a una cartera de 4,5 millones.

La última en llegar a Haití es Natcom, que es una entidad mixta que integran la antigua compañía nacional Teleco y la multinacional de Vietnam Viettel, y tiene unos 900.000 clientes.