Guatemala es el líder en Centroamérica tanto en cuanto a casos positivos como a fallecimientos, según las cifras oficiales de cada país.

Ciudad de Guatemala.- Las autoridades sanitarias de Guatemala reportaron este viernes un total de 62 nuevas muertes por el SARS-CoV-2 y 4,800 casos de la enfermedad detectados en las últimas 24 horas, en medio de la tercera ola de la pandemia.

De acuerdo a los datos del Ministerio de Salud local, Guatemala suma 505.640 contagios confirmados desde marzo de 2020 y es el primer país de Centroamérica en superar la barrera del medio millón de casos positivos.

En cuanto a fallecimientos, la nación que preside Alejandro Giammattei suma 12,606 muertes a causa del coronavirus, el 67 % perteneciente al sexo masculino y un 33 % de sexo femenino.

Sin embargo, al menos dos estudios han determinado que en Guatemala existe un subregistro de datos y la cantidad de decesos causados por la covid-19 es mucho mayor.

Uno de esos estudios fue presentado en agosto por el medio local Plaza Pública y firmado por el doctor en física matemática Pedro Morales Almazán, donde señaló que más de 30.000 guatemaltecos han muerto por la covid-19 durante toda la pandemia.

Los datos del análisis de Morales Almazán tienen como origen el exceso de mortalidad reportado hasta la fecha por el Registro Nacional de Personas (Renap, estatal), que tiene más cobertura en el territorio que el Ministerio de Salud.

Guatemala es el líder en Centroamérica tanto en cuanto a casos positivos como a fallecimientos, según las cifras oficiales de cada país.

El segundo puesto en cuanto a contagios es ocupado por Costa Rica, que ha reportado alrededor de 486,000 casos positivos, seguido en el tercer escalón por Panamá, con aproximadamente 461,000 contagios.

Los 16,3 millones de habitantes de Guatemala se encuentran en la tercera ola del coronavirus desde el 14 de junio pasado, como advirtió en aquel momento la ministra de Salud, Amelia Flores.

Desde entonces, el país pasó de un promedio de 20 muertes diarias a casi 45, con picos de hasta 70 decesos en 24 horas, especialmente en las últimas semanas.