Uno de cada tres afganos "no sabe cuándo será su próxima comida" y cientos de miles de personas han tenido que abandonar sus hogares. 

Ginebra.- El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, inauguró hoy la conferencia internacional sobre la situación humanitaria en Afganistán advirtiendo que ese país afronta sus "horas más peligrosas" y necesita más ayuda internacional para superarlas.

"Es el momento de que la comunidad internacional esté con ellos", subrayó Guterres, quien matizó que incluso antes de que el poder en Afganistán fuera recuperado por los talibanes el país ya experimentaba "una de las peores crisis humanitarias globales".

La conferencia busca recaudar de la comunidad internacional 606 millones de dólares, en un momento en el que, recordó Guterres, uno de cada tres afganos "no sabe cuándo será su próxima comida" y cientos de miles de personas han tenido que abandonar sus hogares.