El origen del proceso parte de un recurso del Estado brasileño contra la Justicia de Santa Catarina (sur), que permitió la entrada de haitianos por medio de cautelares.

Sao Paulo.- Las ciudadanos haitianos podrán reunirse con los familiares que tengan en Brasil una cautelar concedida por la Justicia brasileña y sin la necesidad de un visado previo, confirmaron este viernes fuentes judiciales.

Así lo dictaminó el Superior Tribunal de Justicia de Brasil (STJ), que permitió a los jueces de primera instancia volver a emitir cautelares a los haitianos con las que puedan ingresar en el país suramericano, siempre que sean casos de reunificación familiar.

La concesión de estas cautelares, que en gran parte analizan demandas de padres que migraron a Brasil y quieren traer a los hijos que se quedaron en Haití, "estaba vetada desde el año pasado", según señaló la corte en una nota.

El origen del proceso parte de un recurso del Estado brasileño contra la Justicia de Santa Catarina (sur), que permitió la entrada de haitianos por medio de cautelares.

El Estado brasileño alega que esa "interferencia del Judiciario causa diversas dificultades para la administración pública" y que no ha detectado "problemas" en el sistema de concesión de visados de la embajada brasileña de Puerto Príncipe.

Sin embargo, la Corte Especial del STJ consideró que "los principios adoptados en favor de los niños y los adolescentes, así como de la familia, justifican" que los jueces puedan analizar las peticiones de ingreso a Brasil.

La presidenta del STJ, Maria Thereza de Assis Moura, subrayó la importancia del "derecho a la convivencia familiar" y recordó que la "inmensa mayoría" de los postulantes "son menores de edad que pretenden reencontrarse con sus progenitores", afincados en Brasil.

Sin embargo, para conseguir una decisión judicial favorable, los haitianos tendrán que "agotar todos los intentos de resolver el problema administrativamente" y demostrar, a través de una "pericia social", que realmente se trata de un caso de reunificación familiar.

Por otro lado, fuentes del STJ aclararon este viernes que "sin decisión judicial previa es imposible entrar a Brasil", con lo que la vía judicial tendrá que iniciarse con el postulante aún en el extranjero.

"Solo tendrá permiso de ingreso, si consigue la cautelar", reforzaron.

Normalmente, en este tipo de causas el camino judicial lo inicia un apoderado, que suele ser el familiar que ya se encuentra en Brasil, donde residen cerca de 150.000 haitianos, según datos oficiales.

Haití está sumido en una grave crisis social, política y económica que ha generado un éxodo migratorio con impactos en diversos países de América.