La subida del precio de los carburantes ha provocado un aumento significativo del precio de las tarifas del transporte público y de los productos de primera necesidad en el mercado local.

Puerto Príncipe.- Decenas de personas se manifestaron en las calles de la capital de Haití en protesta contra el aumento en los precios de la gasolina y otros combustibles, en vigor desde hoy.

Los manifestantes gritaron consignas contra el Gobierno del primer ministro haitiano, Ariel Henry, además de reclamos por los altos niveles de inseguridad imperantes en el país."¿Quién es Ariel para poder subir el precio del combustible?" "El precio del combustible no va a subir", coreaban los manifestantes a lo largo del recorrido, en el que también exhibieron pancartas alusivas a sus posiciones.

En varias arterias del área metropolitana de Puerto Príncipe se han levantado barricadas en llamas para protestar contra el incremento en los precios de la gasolina, el gasóleo y la parafina, anunciado por el Gobierno el martes pasado.

Los manifestantes también exigieron la liberación de los presos políticos, entre ellos el expolicía Abelson Gros Nègre.

La de este viernes fue una de las primeras manifestaciones en Haití desde la toma de posesión de Henry, a mediados de julio pasado.

A partir de este viernes la gasolina pasará de venderse a 201 gourdes (2,01 dólares) el galón a 250 gourdes (2,5 dólares) un aumento de 49 gourdes (0,49 dólares).

El gasóleo se eleva de 169 gourdes (1,69 dólares) a 353 gourdes (3,53 dólares), lo que supone un aumento de 184 gourdes (1,84 dólares).

Y la parafina (queroseno), que hasta hoy se vendía a 163 gourdes (1,63 dólares) el galón, ahora costará 352 gourdes (3,52 dólares), lo que supone un aumento de 189 gourdes.

La subida del precio de los carburantes ha provocado un aumento significativo del precio de las tarifas del transporte público y de los productos de primera necesidad en el mercado local.

En julio de 2018, el anuncio en el aumento del precio de los combustibles causó varios días de manifestaciones violentas en las calles y tensiones en Haití que sacudieron las bases de poder del entonces presidente Jovenel Moise y provocaron la dimisión del primer ministro, Jack Guy Lafontant.