Los resultados, según dijo la Policía Metropolitana de Londres, no fueron concluyentes respecto a la causa de muerte del hombre que al momento de su desaparición tenía 67 años.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- En octubre de 2021 la policía de Londres fue alertada por unos constructores del hallazgo de los restos de un hombre que más tarde fue identificado como Roy Biggs. El hombre estuvo reportado como desaparecido desde febrero de 2012.

En octubre de 2021 la Policía Metropolitana de Londres recibió una llamada que informó del hallazgo de los restos de una persona en el interior de una nevera de un pub. Desde entonces, los detectives habían estado trabajando en el caso sin dar a conocer el hallazgo de los restos humanos de un hombre que pudieron haber estado ocultos durante 10 años.

Fue exactamente el 15 de octubre de 2021 cuando las autoridades se presentaron en el Simpson’s Wine Bar ubicado en el este de la capital británica. En el sótano del local constructores que remodelaban el lugar hicieron el macabro hallazgo.

Las investigaciones llevaron a los detectives a solicitar un análisis de los restos encontrados. Gracias a un registro dental, se logró determinar que la persona era Roy Biggs, un hombre que se encontraba en calidad de desaparecido desde febrero de 2012.

Los resultados, según dijo la Policía Metropolitana de Londres, no fueron concluyentes respecto a la causa de muerte del hombre que al momento de su desaparición tenía 67 años.

Policía pide información sobre Biggs

Después de trabajar en el caso de manera discreta durante meses, este lunes las autoriades dieron a conocer una imagen de Biggs al tiempo que solicitaron información a la población para resolver el misterio de su desaparición.

“Creemos que el cuerpo de Roy pudo haber estado en el congelador durante varios años”, dijo Kelly Allen, jefa de detectives de la policía de Londres.

"Hablar con personas que lo conocieron nos ayudará a establecer no solo su estilo de vida y hábitos, sino también cuándo fue visto por última vez", afirmó Allen.

La funcionaria sugirió que Biggs pudo haber estado vivo durante años después de su desaparición.

"Su fecha de nacimiento fue el 8 de septiembre de 1944, creemos que tendría alrededor de 70 años cuando murió", sostuvo.

“No importa si ha pasado mucho tiempo desde que lo conoció, o si solo lo conoció brevemente, cualquier información puede ser de gran importancia para nuestras investigaciones”, concluyó la detective.