Una radiografía de su estómago mostró que en su interior había piezas metálicas de hasta 10 centímetros.

Redacción Internacional.- Médicos lituanos informaron el pasado viernes que encontraron un kilogramo de clavos y tornillos dentro del estómago de un hombre que empezó a engullir objetos metálicos tras dejar de beber alcohol.

Los doctores han explicado que el paciente empezó a tragarse objetos metálicos tras haber dejado de tomar alcohol el mes pasado. En muchas ocasiones para acabar con vicios indeseados se crean unos menos malos. Al igual que mascar chicle puede ayudar en cierta manera a dejar de fumar, el paciente decidió tragar clavos y tornillos como una especie de terapia para acabar con su problema de alcoholismo.

El hombre, cuya identidad no fue revelada por confidencialidad médica, fue ingresado con graves dolores abdominales en un hospital en la localidad de Klaipeda, en el litoral del mar Báltico, informa AFP.

Una radiografía de su estómago mostró que en su interior había piezas metálicas de hasta 10 centímetros.

«Durante las tres horas de operación se sacaron todos los objetos externos, incluidos los más pequeños, del estómago del paciente», dijo el cirujano Sarunas Dailidenas.

El hospital transmitió a medios locales una fotografía de una bandeja quirúrgica con los clavos y tornillos. «Nunca habíamos visto nada parecido», aseguró a la prensa Algirdas Slepavicius, jefe del servicio de cirugía del hospital de Klaipeda. El estado de salud del paciente es estable.