El ataque empezó a alrededor de las 22.00 hora local (21.00 GMT), cuando los bandidos entraron en Zurmi disparando desde sus motocicletas.

Lagos.- Al menos 19 personas murieron y 60 fueron secuestradas este miércoles en ataques de hombres armados contra dos localidades del noroeste de Nigeria, informó este viernes a EFE un líder de la sociedad civil.

"Una vez más, los bandidos nos han atacado. Irrumpieron en (la localidad de) Zurmi el miércoles por la noche y mataron a 19 personas", dijo a EFE el secretario de la Coalición de Grupos de la Sociedad Civil del Zamfara, Attahiru Mohammed.

"Ese mismo día atacaron (la localidad de) Kaura Namoda y se llevaron a más de 60 personas, en su mayoría mujeres", agregó Mohammed.

Ambas localidades pertenecen al estado de Zamfara.

Según este líder de la sociedad civil, los hombres armados eran más de 40 y viajaban en motocicletas.

El ataque empezó a alrededor de las 22.00 hora local (21.00 GMT), cuando los bandidos entraron en Zurmi disparando desde sus motocicletas.

"Muchas personas se escondieron en los matorrales y luego huyeron a la ciudad de Dauran buscando un lugar seguro, pero otros no tuvieron tanta suerte y hemos recuperado al menos 19 cuerpos, que ya han sido enterrados", dijo a EFE un residente de Zurmi, Aliyu Mukthar.

Según Mukthar, la reacción rápida de los residentes de Zurmi evitó que el número de muertos fuese mayor.

En la localidad de Kaura Namoda, sin embargo, los bandidos sorprendieron a un grupo de personas que estaba rezando, lamentó el líder de la sociedad civil.

Aunque la Policía y el Ejército están patrullando la zona del ataque, muchas personas todavía no han regresado a sus hogares por temor de nuevos incidentes.

Los estados del centro y noroeste de Nigeria sufren ataques frecuentes por parte de "bandidos", término usado localmente para nombrar a las bandas criminales que cometen asaltos, robos y secuestros masivos para lograr lucrativos rescates.

La violencia continúa a pesar de las reiteradas promesas del presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, de acabar con el problema y del despliegue de fuerzas de seguridad adicionales en la zona.

El pasado fin de semana, un grupo de bandidos secuestró a cerca de un centenar de personas en varias localidades del estado de Zamfara, como Kanwa o Maradun, así como en otras aldeas más pequeñas.

A esta inseguridad en el noroeste de Nigeria se suma la registrada desde 2009 en el noreste por el grupo yihadista Boko Haram y, desde 2016, por su escisión, el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP, por sus siglas inglés).