Señaló que "un récord" de 557 inmigrantes murieron "tratando de cruzar nuestras fronteras" y que otros 1,7 millones fueron detenidos, también la cifra "más alta" que se ha registrado.

Miami.- Autoridades eclesiásticas de EE.UU. y México y grupos civiles recordaron este sábado en una misa en El Paso (Texas) al récord de 557 inmigrantes fallecidos en la frontera sur durante el último año fiscal como parte de las actividades de la celebración mexicana del Día de los Muertos.

Los miles de fallecidos en la frontera, incluidos los más recientes, fueron honrados hoy en una misa y un altar conmemorativo del Día de los Muertos (un festivo que se celebró el lunes pasado), informó la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR, en inglés).

Aunque las cifras de muertos del año fiscal 2021 no han sido publicadas por la Patrulla Fronteriza, el congresista republicano  Mike Crapo las divulgó el miércoles pasado durante una audiencia sobre inmigración.

Señaló que "un récord" de 557 inmigrantes murieron "tratando de cruzar nuestras fronteras" y que otros 1,7 millones fueron detenidos, también la cifra "más alta" que se ha registrado.

Según datos de la Patrulla Fronteriza, 247 inmigrantes murieron en la frontera durante el año fiscal 2020, un disminución frente a los 300 y 281 de los años previos.

Fernando García, director de BNHR, dijo que es un panorama aún más desconsolador porque la Patrulla Fronteriza sólo tiene en cuenta las muertes que los agentes descubrieron o en las que estuvieron involucrados directamente.

Criticó la falta de una reforma migratoria por parte del Congreso y el gobierno de Joe Biden, como también el mantenimiento del Protocolo de Protección de Migrantes (MPP) del expresidente Donald Trump que obliga a los solicitantes de asilo a quedarse en México  mientras se resuelven sus casos en EE.UU.

En ese sentido urgió al demócrata y al Congreso honrar el legados de los inmigrantes muertos previniendo futuras muertes de inmigrantes la frontera.

"Sus vidas importaron, y la responsabilidad de sus muertes recae sobre los hombros de la administración Biden y el Congreso debido a la continuación de políticas injustas como el MPP y la inacción para arreglar nuestro sistema de inmigración roto e injusto", agregó García.

En el evento, en el que participan las diócesis católicas de El Paso (Texas), Las Cruces y Juárez (México).

"Es hora de que nuestros funcionarios electos dejen de presentar propuestas parciales que nunca abordarán plenamente las necesidades reales en el terreno y comiencen a mostrar solo una fracción de la valentía de los miles de migrantes que perdieron la vida debido a la cobardía política", continuó García.