LIMA, Perú.- El presidente de Perú, Ollanta Humala, afirmó este jueves que el problema de fondo en su país es la desigualdad, más que la pobreza, al igual que recoge un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentado en Lima.

"Hay regiones en el mundo más pobres (que Latinoamérica), pero nos llevamos el primer puesto en desigualdad", dijo Humala durante el lanzamiento regional del Informe de Desarrollo Humano 2011 "Sostenibilidad y equidad: Un mejor futuro para todos".

Si bien Perú es considerado un país de desarrollo humano alto, la desigualdad y las carencias observadas en educación e ingresos muestran un comportamiento de país de desarrollo humano medio o bajo, señaló el informe del PNUD.

El Perú se ubica en el puesto 80 en un ránking de 187 países, con un índice de desarrollo humano de 0,725, y es considerado uno de los países de desarrollo humano alto (en un universo dividido en países de muy alto/alto/medio/bajo desarrollo humano).

No obstante, al ajustarse el índice por el factor desigualdad, se observa una pérdida sobre su valor en un 23,2 %, bajando al nivel de país de desarrollo humano medio.

Según las cifras oficiales, la pobreza se redujo en los últimos años al 31 %, mientras que la pobreza extrema (que no cubre una canasta alimenticia) afecta al 9 % de la población.

El jefe de Estado dijo que por ese motivo ha creado el Ministerio de Desarrollo Social para transformar los programas sociales en políticas nacionales y de Estado.

Humala también mencionó que la ausencia del Estado en el interior del país ha fomentado economías ilegales y puso como ejemplo el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE) donde hay presencia del narcotráfico, de tala ilegal y de remanentes de la subversión y la corrupción.

"Necesitamos combatir la corrupción y las prácticas malsanas del clientelismo que se ha hecho de los programas sociales", dijo el mandatario.

Otra variable medida por el informe es la pobreza multidimensional, que examina las carencias en salud, educación y niveles de vida, además de los efectos de la degradación medioambiental.

Según este concepto, el 19,9 % de la población del Perú se encuentra en condiciones de pobreza multidimensional, y es el segundo país de Suramérica con mayor población en esta condición después de Bolivia, cuyo índice es de 20,5 %.

En Perú, el 14 % de los pobres multidimensionales no tiene acceso a agua potable, el 19 % a saneamiento mejorado y el 19 % a combustible moderno.

Humala dijo que su país necesita una política ambiental coherente con el desarrollo y confió en poder decir en cinco años, cuando concluya su mandato, "tarea cumplida".

A su turno, el director regional de la Dirección de América Latina y el Caribe del PNUD, Heraldo Muñoz, declaró a Efe que "Perú va por la senda correcta", al expresar su confianza en que mejore su índice de desarrollo en el próximo quinquenio.

Muñoz, que entregó el informe a Humala durante la ceremonia, agregó que Latinoamérica y el Caribe están "mejor en educación y salud", respecto a otras regiones, pero también está "más atrasados en empleo decente y equidad".

En Perú, uno de cada seis ciudadanos pobres está cubierto por un programa de lucha contra la pobreza, pero eso no basta porque hay que reducir la desigualdad, afirmó Muñoz