Las bandas exteriores de viento y lluvia del huracán Florence comenzaron a azotar las costas de las Carolinas, doblando árboles y arrojando agua marina a las calles de las islas de Carolina del Norte

REDACCIÓN.- Las bandas exteriores de viento y lluvia del huracán Florence comenzaron a azotar las costas de las Carolinas, doblando árboles y arrojando agua marina a las calles de las islas de Carolina del Norte, mientras la enorme tormenta se aproxima con vientos de 160 kilómetros por hora  y lluvias que podrían prolongarse durante todo el fin de semana.