Huracán (foto de archivo).

- El huracán "Odile", de categoría III en la escala de cinco niveles Saffir-Simpson, inició hoy su desplazamiento sobre el estado mexicano de Baja California Sur, que permanece en alerta máxima por las fuerte lluvias, viento y oleaje que trae aparejado, informó hoy el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Según el último boletín, de las 04.30 horas locales (09.30 GMT), "Odile", que el domingo llegó a alcanzar la categoría 4, el ciclón se situaba "a 50 kilómetros al sur-suroeste de La Paz, y a 105 kilómetros al nor-noroeste de Cabo San Lucas".

El fenómeno "registra vientos máximos sostenidos de 185 kilómetros por hora, rachas de hasta 220 kilómetros por hora y se desplaza a 26 kilómetros por hora hacia el nor-noroeste", agrega el comunicado.

Además, "favorecerá lluvias torrenciales (de 150 a 250 milímetros) en Baja California Sur; intensas (de 75 a 150 mm.) en Baja California, Sonora, Nayarit, Jalisco, Colima y Durango, y fuertes (de 25 a 50 mm.) en Michoacán y Chihuahua".

En el sur de la península de Baja California "se prevén vientos de huracán superiores a 120 kilómetros por hora y oleaje de 3 a 8 metros de altura, mientras que en Sinaloa y Nayarit los vientos serán de 65 kilómetros por hora y el oleaje oscilará entre los 2 y 4 metros de altura".

Por esta razón "se recomienda a la navegación marítima en las inmediaciones del sistema, extremar precauciones".

Según el último boletín difundido el domingo, el SMN pensaba inicialmente que el huracán podía llegar a causar "oleaje de 4 a 10 metros de altura" en algunos puntos.

"Debido a que las lluvias constantes reblandecen el suelo, podrían ocurrir deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos, afectaciones en caminos y tramos carreteros, inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en zonas urbanas", añadió hoy.

Protección Civil ha activado los 264 refugios temporales con que cuenta en Baja California para atender hasta 30.000 personas.

Pese a que Los Cabos es una de las zonas turísticas más importantes de México y estos días hay un puente por las fiestas de la Independencia, según Protección Civil la ocupación hotelera es "baja" porque la mayoría de los visitantes son estadounidenses y no celebra esta fecha.

Estos días se cumple un año del impacto simultáneo en tierras mexicanas de los ciclones tropicales "Íngrid" y "Manuel", que dejaron 157 muertos e importantes daños materiales.