Los cuerpos de Destiny Hogan, de 9 años, y Daysha Hogan, de 7, fueron hallados este martes con horas de diferencia, uno de ellos en avanzado estado de descomposición, en el agua de un canal de la citada ciudad.

MIAMI.- Las autoridades de Lauderhill (sureste de Florida) identificaron los cuerpos de dos hermanas de 9 y 7 años que fueron hallados flotando en un canal de esta ciudad con horas de diferencia, y ha trascendido que la policía investiga a la madre, informaron este miércoles medios locales.

Los cuerpos de Destiny Hogan, de 9 años, y Daysha Hogan, de 7, fueron hallados este martes con horas de diferencia, uno de ellos en avanzado estado de descomposición, en el agua de un canal de la citada ciudad.

Tinessa Hogan, de 36 años, madre de las niñas, se ha convertido en una "persona de interés" para la Policía en la investigación en marcha de este caso.

El primer cuerpo fue descubierto en la tarde del martes por un vecino que vio algo flotando en el agua y resultó ser una niña pequeña. Pocas horas después, ya en la noche, apareció un segundo cuerpo, recogió el canal CBS Miami.

Las dos niñas nunca fueron reportadas como desaparecidas y los detectives de la policía esperan los resultados del informe médico forense para conocer las causas de la muerte de las menores.

Un portavoz policial dijo esta mañana a Telemundo 51 que en principio se estaba investigando el caso como si se tratase de un homicidio.

"No había señales de traumas físicos en el cuerpo de la primera víctima pero, como son niñas, lo estamos investigando como un homicidio", señaló el teniente Mike Santiago.

Santiago dijo que están trabajando en el caso y continúan "tocando puertas para determinar cuál fue el motivo que llevó a la muerte de estas dos jóvenes", dijo.