AGENCIA INTERNACIONAL.-Las tormentas crearon grandes inundaciones la mañana de este lunes en el área de Phoenix en Arizona de Estados Unidos, haciendo las condiciones peligrosas para los conductores que quedaron atrapados en las lluvias torrenciales y rompiendo un récord de 81 años para las precipitaciones.

Una mujer embarazada de seis meses tuvo que ser rescatada por los conductores vecinos.

[jwplayer mediaid="314618"]