Ha generado indignación el llanto de una pequeña que vende mentas o caramelos en la calle y que pidió ayuda para que su mamá no le pegue.

REDACCIÓN.- Ha generado indignación el llanto de una pequeña que vende mentas o caramelos en la  calle y que pidió ayuda para que su mamá no le pegue.

Desde nuestra alianza informativa latinoamericana nos llega la historia.