La atracción ha sido instalada con motivo de la celebración del torneo de tenis de Roland Garros y podrá probarse hasta el 2 de junio. Su acceso, además, es gratuito gracias a la cortesía de la conocida marca de agua francesa Perrier.

PARÍS, Francia.- Una gran tirolina, el monumento emblemático de París y un poco de valentía. Es todo lo que hace falta para recorrer los 800 metros que unen la torre Eiffel con una plataforma instalada para la ocasión en tan solo un minuto y, por supuesto, a una velocidad de vértigo: 100 km/h.

La atracción ha sido instalada con motivo de la celebración del torneo de tenis de Roland Garros y podrá probarse hasta el 2 de junio. Su acceso, además, es gratuito gracias a la cortesía de la conocida marca de agua francesa Perrier.

El recorrido de esta gigantesca tirolina arranca desde el segundo piso de la torre Eiffel y culmina en una enorme plataforma. Quienes la han probado, aseguran que lo mejor de todo no es la gran velocidad que alcanza, sino la imagen de la ciudad a vista de pájaro.

No es la primera vez que los más atrevidos pueden descender desde el monumento estrella de París en tirolina. Se instaló por primera vez en 2017, y desde entonces, cada año ha vuelto con motivo del Roland Garros.

Fuente: https://www.lavanguardia.com