PARÍS, Francia.-INTERPOL valoró este sábado el arresto del hijo de Muamar el Gadafi, Saif al Islam, porque supone "un gran paso" para la justicia y pidió a los miembros del círculo más próximo del derrocado líder libio que siguen en libertad que se entreguen.

" La detención de Saif al Islam Gadafi es un paso importante para la nueva Libia", declaró en un comunicado el secretario general de Interpol, Ronald Noble.

Noble recordó que la captura de este hijo del coronel Gadafi "muestra que los fugitivos no pueden escaparse para siempre."

El mensaje -añadió- es que el Consejo Nacional de Transición (CNT, las autoridades interinas de Libia) "seguirá persiguiendo a los acusados de crímenes y los llevarán ante los tribunales para que respondan de los cargos".

Saif al Islam era objeto de una "alerta roja" de Interpol para ser detenido en virtud de la orden de detención emitida contra él por la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes contra la humanidad, añadió Noble

El representante de Interpol apeló a que se entreguen a quienes se encuentran en su misma situación, y en particular al que fuera responsable del espionaje militar con Gadafi, Abdalá el Senusi

Interpol puso el acento en que tanto sus servicios de búsqueda de fugitivos en su sede de Lyon como su oficina de Trípoli están en contacto para actualizar todas las informaciones sobre El Senusi, y que se ha emitido una alerta a todos sus centros en África para mantener los controles en las fronteras