REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Uber quiere asaltar los cielos. La firma dedicada al transporte ha puesto la vista en vehículos de despegue y aterrizaje verticales (VTOL, Vertical Take-Off and Landing) para ofrecer a sus clientes vuelos de corta duración en entornos urbanos. Pretende hacerlo con aeronaves con múltiples rotores que realicen el menor ruido posible, informa el portal Recode.

El jefe de producto de Uber, Jeff Holden, cree que las naves VOTL podrán aterrizar no solo en aeropuertos, sino también en tejados de edificios, lo que simplificará el desplazamiento de los pasajeros. "Puede cambiar la ciudad y la forma en que trabajamos y vivimos", admite.

Holden cree que esta nueva manera de viajar dentro de las ciudades podrá ofrecerse a los clientes ya en la próxima década. Según Recode, se trata de una predicción "agresiva" debido a la complejidad del movimiento en el aire en zonas con alta densidad de población y el riesgo de que se produzcan choques de vehículos en ellas.