En la ley de la Sharia iraní, si la familia de una víctima perdona a los acusados de un delito, pueden ser perdonados o condenados a prisión. Pero el padre de la mujer intervino y exigió que los hombres fueran asesinados por la infidelidad de su yerno.

Redacción Internacional.- Un hombre iraní casado y su amante, también hombre, han sido condenados a muerte por adulterio después de que el suegro del primero exigiera que fueran ejecutados.

Tal y como recoge The Sun, la pareja, de 27 y 33 años respectivamente, será ahorcada, a pesar de que la esposa del hombre suplicó a los tribunales que les perdonaran la vida.

En la ley de la Sharia iraní, si la familia de una víctima perdona a los acusados de un delito, pueden ser perdonados o condenados a prisión. Pero el padre de la mujer intervino y exigió que los hombres fueran asesinados por la infidelidad de su yerno.

La ley Sharia es el sistema legal del Islam y se derivó del Corán, el texto religioso central del Islam, y las fatwas, los fallos de los eruditos islámicos.

Según la ley, el adulterio se castiga clásicamente con la lapidación, pero Teherán cambió la ley en 2013 para permitir que los jueces elijan el método de ejecución. La palabra árabe Sharia originalmente significaba "camino" y se refiere a la ley revelada de Dios.

La Sharia recoge todos los aspectos de la vida diaria de un musulmán, cubriendo mucho más que las leyes occidentales, y no necesariamente se refiere a la 'ley' en el sentido habitual.