En su lugar, será su hijo y príncipe heredero, Carlos, quien leerá el discurso en el que el Gobierno detalla sus prioridades para el año parlamentario que comienza mañana, martes.

REDACCIÓN.- Isabel II no podrá pronunciar este martes, el llamado Discurso de la Reina, con el que inaugura tradicionalmente el año parlamentario en la Cámara de los Lores (baja), tras la decisión adoptada junto a sus médicos.

“La reina sigue experimentando problemas episódicos de movilidad y, en consulta con sus doctores, ha decidido a su pesar que no participará en la apertura del Parlamento mañana”, señaló el Palacio de Buckingham en un comunicado.

En su lugar, será su hijo y príncipe heredero, Carlos, quien leerá el discurso en el que el Gobierno detalla sus prioridades para el año parlamentario que comienza mañana, martes.

En la ceremonia, además del príncipe de Gales, también estará presente el nieto de la reina, Guillermo, duque de Cambridge.

Será la primera vez desde 1963 en que la soberana británica, de 96 años, falta a esta ceremonia, una de las más solemnes y representativas del ejercicio monárquico.

 

Hasta el último momento su presencia se mantuvo en duda dado que el deseo de Isabel II era participar en el discurso, aunque ya se había avisado de que el príncipe Carlos sería su reemplazo en caso de necesidad.

Las apariciones públicas de la reina son cada vez menos frecuentes, aunque sí se espera que pueda participar de alguna forma en los fastos previstos para la primera semana de junio, cuando se conmemorará su Jubileo de Platino, el 70 aniversario desde que fue coronada, lo que la convierte en la monarca más longeva de la historia del Reino Unido.