Esta problemática, sin embargo, no solo afecta a los menores de edad. Japón registró solo en 2018 más de 20.000 suicidios en la población general. En la cultura del país, es una manera de evitar la vergüenza o el deshonor. 

Redacción Internacional.- Los suicidios de menores en Japón están en los niveles más altos de la historia del país en cuatro décadas, según informa la televisión nacional japonesa (NHK), citando al ministro de educación, que ha cifrado en 415 los menores de primaria y secundaria que se quitaron la vida durante el cierre de las escuelas por la pandemia de la Covid-19.

El ministerio ha indicado, además, que los cambios en los colegios y los hogares, debido a la pandemia, han tenido un gran impacto en el comportamiento de los menores.

La cifra de suicidios en niños ha aumentado en 100 casos desde el año pasado, lo que supone la mayor cifra desde que se comenzaron a registrar los datos en 1974, según el periódico nacional japonés Asahi. El histórico de datos refleja así que los suicidios de estudiantes no han parado de crecer desde 2005, año en el que se registraron poco más de 100.

El estudio MEXT (Ministerio de Educación) elaborado en 2018 trataba de arrojar luz sobre los motivos que llevan a los jóvenes a quitarse la vida: el 58.4% de los suicidios entre menores de edad se produjeron por motivos "desconocidos".

Los motivos familiares estuvieron presentes en el 21,3%, los "desacuerdos familiares" en el 12,3% y las "reprimendas de los padres" en el 9%. 

El ámbito educativo provocó, además, el 13,2% de los suicidios de los estudiantes, debido a "fracasos académicos" y "problemas con profesores".

Un problema a nivel general.

Esta problemática, sin embargo, no solo afecta a los menores de edad. Japón registró solo en 2018 más de 20.000 suicidios en la población general. En la cultura del país, es una manera de evitar la vergüenza o el deshonor.

A pesar de las grandes cifras, el país nipón registra una caída consecutiva de los suicidios desde 2009. En concreto, el año 2003 fue en el que más se registraron, con 32.109 en todo el país, aunque en 2020, con la pandemia de Covid-19, repuntaron de nuevo, con 20,919 casos, llegando a niveles de 1990.