Alertó de los momentos “sumamente difíciles” y de las divisiones cada vez más profundas que vive el mundo.

Redacción.-El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, durante su discurso inicial en la Asamblea General de las Naciones Unidas, hizo mención de la crisis que vive Haití, indicando que las “pandillas están destruyendo los cimientos mismos de la sociedad”.

En un auditorio que acoge nuevamente a jefes de Estado y de Gobierno tras dos años de debate virtual a causa de la pandemia de COVID-19, Guterres pasó revista de las grandes crisis que asolan a la humanidad.

El jefe de la ONU alertó de los momentos “sumamente difíciles” y de las divisiones cada vez más profundas que vive el mundo.

“El mundo está en peligro y paralizado”, dijo Guterres a los jefes de Estado y de Gobierno reunidos en Nueva York, a quienes exigió cooperación y medidas urgentes para atajar los efectos de las guerras, contra la crisis alimentaria y ante el cambio climático.

Guterres advirtió que, “un invierno de descontento mundial” debido a la “tormenta perfecta” de múltiples crisis que se abate sobre el planeta.