El Vaticano prohibió al cura irlandés John O'Reilly, de los Legionarios de Cristo, ejercer el sacerdocio durante diez años y lo obliga a vivir fuera de América Latina, en su sentencia por haber abusado de una menor, un cargo por el que ya cumplió condena en Chile.

Roma.- El Vaticano prohibió al cura irlandés John O'Reilly, de los Legionarios de Cristo, ejercer el sacerdocio durante diez años y lo obliga a vivir fuera de América Latina, en su sentencia por haber abusado de una menor, un cargo por el que ya cumplió condena en Chile.

También se le prohíbe estar en contacto voluntario con menores de edad. Además debe recibir acompañamiento psicológico y espiritual.

Los jueces del Tribunal Supremo Apostólico emitieron este jueves la sentencia en el proceso canónico contra O'Reilly, que desde diciembre pasado esperaba la decisión en Roma tras haber abandonado Chile después de cumplir una pena de cuatro años de libertad vigilada.

El ex religioso, que llegó a Chile en 1984, fue condenado en ese país por haber abusado de una niña de 8 años, alumna de un exclusivo colegio de Santiago, del que era asesor espiritual.

El sacerdote fue condenado en noviembre de 2014 por la Justicia chilena y en 2017 se dictó un decreto de expulsión del país después de que cumpliera su pena, como así ocurrió.